Ir al trabajo en bicicleta, no solamente es bueno para el medio ambiente y para evitar el contagio del CORONAVIRUS en esta situación de pandemia. Además, el andar en bicicleta tendrá un efecto positivo en tu mente, en tu salud y te ayudará a activarte para comenzar el día.

1. Revisa tu bici y pedalea con seguridad

Antes de subirte a la bicicleta, ya sea para ir al trabajo o a cualquiera que sea tu destino, asegúrate de que esta se encuentre en buen estado. Llantas infladas a una presión adecuada, luces operando correctamente, frenos y cambios bien ajustados.

2. Planea tu ruta

No siempre la ruta más directa es la más recomendable. Es muy probable que el camino más directo a tu lugar de trabajo sea a través de alguna avenida con bastante tráfico y contaminación.

Según los expertos lo mejor es procurar calles secundarias, en las que hay menos autos y además las velocidades son menores. Al haber un número más reducido de vehículos a velocidades menores son más seguras y tienen una concentración menor de contaminantes. Si planeas tu ruta con anticipación, podrás disfrutar más del camino a tu trabajo.

3. Calcula el tiempo

Una de las cosas bellas de trasladarse en bicicleta es poder llegar siempre a tiempo. Basta con calcular el tiempo que tardarás en recorrer la distancia a tu destino final.

Si sales del punto “A” con suficiente antelación no hay necesidad de pedalear a gran velocidad y tendrás la oportunidad de relajarte y prepararte para el día de trabajo.

4. Prepara tu carga y cómo llevarla en la bici

Dependiendo de las necesidades de tu trabajo, lo más seguro es que necesites transportar alguna herramienta, computadora o documentos, por ejemplo.

Para hacernos la vida más fácil, y segura, existen diferentes formas en las que puedes transportar todo lo necesario. Dependiendo del tipo de bicicleta, la distancia que vas a recorrer, peso y dimensiones de la carga, puedes elegir desde una mochila, hasta una porta-bultos con alforjas.

Al tomar una decisión, deberás considerar que la carga te permita controlar la bicicleta cómodamente y con seguridad. Recordemos que la seguridad es lo primero.

5. Lleva la herramienta y refacciones básicas

Todo ciclista debe tener un kit con la herramienta básica, incluyendo una cámara de refacción. La herramienta que necesitarás depende mucho de la bicicleta que use.

6. Utiliza vestimenta apropiada

¡Ojo! Con esto no nos referimos a que tengas que sacar el uniforme del Tour de France. La vestimenta apropiada es aquella que te permite subir y bajar de la bicicleta con facilidad. Cuida que tus pantalones o falda no se atasque en la rueda o se ensucie con la cadena. Elige ropa que sea cómoda para la pedaleada.

Si tienes la posibilidad de cambiarte, y talvez hasta de bañarte, en tu lugar de trabajo, es buena idea llevar un cambio de ropa. Como ya se mencionó, si uno sale de su casa con tiempo suficiente no será necesario pedalear a gran velocidad y uno no suda tanto.

Como podrás darte cuenta el llegar al trabajo alerta, con energía, sin estrés y con buen humor para entrar en acción, es más sencillo de lo que parece. ¿Qué esperas? Siempre es un buen momento para comenzar.